El coche eléctrico y la conspiración de las petroleras

English

Es muy habitual oír comentarios o incluso artículos transmitiendo la idea de que los coches eléctricos no evolucionan porque hay lobbys o grupos de presión (petroleras, fabricantes de automóviles, etc) interesados en que el coche eléctrico no tenga éxito. Los medios transmiten también la idea de que el coche eléctrico es algo inminente y que será un boom en cuanto se solventen algunos pequeños problemas.

En este articulo intentaremos desmontar estas ideas y demostrar que el coche eléctrico es y será, por ahora, algo minoritario debido a algunos inconvenientes que serán muy difíciles de solventar y de asumir por parte de las usuarios.

Partes-de-un-Coche-eléctrico-480x345

Vamos a considerar que el coche eléctrico es algo ya generalizado y no hay un coste adicional por ser una tecnología nueva. En ese caso costaría igual que uno de gasolina o gas-oil y no sería un factor para decidirnos entre uno y otro. Entonces, vamos a ver cuanto consumen uno y otro.

Para hacer el cálculo del consumo vamos a considerar el precio sin impuestos. Es de esperar que los gobiernos esperan recaudar lo mismo independientemente de que los coches sean eléctricos o de combustión. Aunque el precio cambia de un país a otro podemos considerar que un KWh tiene un precio de 0.15 USD y el precio del gasoil o gasolina es de 0.70 (es muy parecido en los dos). El consumo habitual de un coche eléctrico es de 20 KWh por cada 100 Km. En el caso de un coche de combustión vamos a considerar 8 litros cada 100 Km.

Eléctrico:    0.15 USD x 20 KWh = 3 USD

Combustión:     0.70 USD x 8 = 5.6 USD

Asumiendo una duración del coche de unos 200.000 Km esto supone una ahorro de 5.200 USD. El ahorro es superior porque el mantenimiento es muy inferior. No hay embrague, los frenos casi no se desgastan (se frena recuperando energía) y no hay filtros que cambiar.

Por lo tanto parece que, por ahora, el coche eléctrico parece que es más interesante. Este cálculo es sencillo pero es muy importante ya que será el que nos justificará el comprar o no un coche eléctrico. A partir de aquí pasamos a los inconvenientes que no son desdeñables.

electrogasolineras

-Autonomía: El coche eléctrico con la batería más grande es el Tesla que tiene una batería de 80 KWh lo que supone una autonomía de más 400 Km, pero no mucho más, lo cual supone un handicap a la hora de hacer un viaje. Necesitaremos parar a recargar y con tiempo para ello.

-Velocidad de carga: Un coche de combustión se carga completamente en 10 minutos. En el caso eléctrico debemos esperar un mínimo de 2 horas. Una carga más rápida puede deteriorar la batería. Aun en 2 horas una carga tan rápida necesita una instalación industrial (40 KW) y mucho cuidado en su manejo. Lo normal es que la potencia sea muy inferior (4 o 5 KW) y el tiempo de carga de más de 10 horas.

-Lugar de carga: El coche eléctrico necesita mucho tiempo de carga y esta carga se debe realizar en el lugar de estacionamiento habitual. No es de esperar que las calles estén llenas de puntos de recarga por lo que es necesario tener una plaza de garaje en el domicilio o en el lugar de trabajo. No todo el mundo puede disponer de ella.

-Autodescarga: Tanto el gasoil como la gasolina son combustibles muy estables. Aunque tengamos el coche parado durante meses el combustible se mantiene en el deposito listo para ser utilizado. Esto no es así en el coche eléctrico. Las baterías se autodescargan muy lentamente y esta autodescarga depende de la temperatura. En unas semanas toda nuestra carga puede haber desaparecido.

Para estos problemas no hay actualmente soluciones válidas y esto limita bastante la población que optaría por un coche eléctrico. Para la mayoría de las personas el ahorro no justifica de ninguna manera todos los inconvenientes que hemos mencionado. Incluso está comprobado que los usuarios de coches eléctricos tienen a veces ansiedad por el excesivo tiempo que el vehículo necesita para la carga.

Por supuesto que esto es la situación actual y la tecnología sigue evolucionando intentando solventar todos estos problemas. Además, el precio del petroleo cambia continuamente y se espera que, a la larga, cada vez sea más caro. Es posible que, cuando el precio del petroleo sea el doble o el triple, veamos de otra manera estos inconvenientes.

¿Te gustó? Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page
Esta entrada fue publicada en Coche eléctrico, Energía, M2M. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *